lunes, 14 de septiembre de 2015

29 - Invasión de los Hombre Lagarto

Capítulo traducido por Zaiduu

En el centro del bosque de Jura hay un lago, llamado Shisu.
Un pantano rodea el lago, y es controlado por los Hombres Lagarto.
Innumerables cuevas rodean sus tierras, formando un laberinto natural que frustraría cualquier invasión.
Por lo tanto está protegida por la propia tierra, los Hombres Lagarto gobiernan pacíficamente sobre el lago.

Sin embargo, un día, una preocupante noticia les llegó.
El ejército orco estaba avanzando hacia el lago.
El Jefe, al oír estas noticias, rápidamente emitió órdenes.
Prepárense para la batalla! ¡¡Los aplastaremos!!
El Jefe estaba lleno de confianza.
Si hubieran lucharon en las llanuras podría haber sido diferente, especialmente teniendo en cuenta que los Hombres Lagarto fueron superados en número,
Pero esta batalla sería en sus condiciones.
Si ellos ponían trampas y procedían con cuidado, estaban seguros de que podían ganar.
Mientras que envío de algunos para que se prepararan para la batalla, también envió un equipo de reconocimiento para investigar los orcos.
Saber el tamaño del enemigo es una necesidad.
Junto con convertirse en el líder, su inteligencia aumenta.
El rango individual del Hombre Lagarto se clasifica como un monstruo C +.
Los guerreros podrían llegar a B-, y había algunos individuos especiales entre los que podrían incluso llegar a rango B.
El número total de sus tropas podía ser de diez mil, si llamaban a la mitad de toda la población a las armas.
Sin embargo, aun así, sus capacidades son más que altamente calificadas.
Si ellos cooperaban y luchaban como una sola unidad, podían rivalizar con facilidad el ejército de un país pequeño humano.
Por lo tanto, esta batalla parecía estar completamente a su favor.
¡No hay ninguna manera de que vallamos a perder! Así que pensó su lider.
Sin embargo, su corazón todavía estaba pesado.
Los Orcos eran la típica raza que no atacaría a alguien más fuerte que ellos.
Y de ninguna manera los Hombres Lagartos eran débiles.
Si hubieran atacado a los Goblins, entonces todo hubiera tenido... pero ¿por qué a ellos?
Y así la duda creció lentamente en un malestar que lo atormentaba.
Una personalidad audaz, pero con la suficiente humildad. Ese era el jefe de los Hombres Lagarto quien los gobernó con cuidado durante muchos años.
Y los temores de este lagarto no tardaron en hacerse realidad.
Mucho se confirmó pero el equipo de reconocimiento.
¡¡¡Los orcos son 200.000!!!

¡Imposible! ... Así que él pensó.
De hecho, los orcos eran una raza llena de vida, conocido por sus capacidades reproductivas. Sin embargo, incluso para preparar 200 mil guerreros era impensable.
¿Cómo fueron capaces de adquirir suficiente comida?
¿Quién había unido tantos orcos egoístas y avaros bajo una sola bandera?
Con su poder, a lo sumo un millar lo seguirían...
Lo mejor que podía hacer el líder,  sería levantar un ejército de veinte mil.
¿Están divididos en secciones controladas por algunos individuos sobresalientes?
Pero aun así, alguien tiene que unir a los Jefes...
No pudo haber sido...
El mero pensamiento evoco el miedo.
Quería rechazar ese pensamiento con todas sus fuerzas.
Eso es lo terrible que la existencia era. El…Señor de los Orcos, dijo a nacer una vez en cientos de años!
Sin embargo, no importa lo duro que pensaba, solo esa entidad podría haber logrado tales resultados.
Si... si el Señor de los Orco había nacido, entonces la ventaja de la que tanto dependían probablemente no tendría sentido.
Si luchan con normalidad, la derrota era casi inevitable. ¡Ellos no tienen suficientes tropas!
Así que el jefe pensó.
¿Qué podrían hacer para salir de esta situación?
Si sus preocupaciones resultaban estar equivocadas, sólo saltaría de alegría. Sin embargo, uno tiene que prepararse para cualquier circunstancia antes de la batalla decisiva.
Así que decidió pedir refuerzos.
Y por lo tanto envió a uno de sus subordinados.
Por desgracia, ese subordinan fue el que causó el caos.
Líder Raid Gabil de Hombres Lagarto, al recibir las órdenes del jefe, dejó los pantanos.
Llevando consigo un centenar de guerreros.
Gabil no estaba contento.
Para él, que tenía un nombre, estar recibiendo órdenes de alguien sin nombre... ¡Era algo repugnante!
¡Yo soy un elegido! Ese mismo hecho fue la raíz del orgullo y la confianza de Gabil.
Cierto demonio que había conocido le otorgó este nombre.
Usted muestra compromiso! ¡Algún día, volveré a llamarlo a mi lado! ]
Así que el gran demonio le dijo.
El recuerda esas palabras como si hubieran sido dicha ayer.
¡Mi gran maestro, el mismo demonio Gelmudo otorgó este nombre sobre mí!
Entonces, ¿cómo podría yo estar satisfecho trabajando bajo el mando de los Hombres Lagarto que son de clase baja y su líder es patético?
Por el amor de Gelmudo-sama, debo tomar el control de los hombres lagarto...
Gabil seguía pensando lo mismo: ¿esto está bien? ¡Por supuesto que no!
En ese caso, ¿qué debe hacer?
Las órdenes del jefe  eran de viajar a la aldea de los duendes y solicitar su ayuda.
Él permitió cierta coacción contundente, pero estrictamente prohíbio cualquier acción que pudiera provocar una respuesta violenta.
¡Patético! Eso pensó Gabil.
¡Sólo debemos conquistar a los duendes! ¡Debemos tener un poco de fe en nuestras capacidades, y todos vamos a ir como estaba previsto!
¡Sí!
¡No necesitamos de alguien débil como el jefe que sobreestima el poder de algunos orcos humildes!
¿No es esta la oportunidad que yo estaba esperando para hacerme cargo?
Es así, ¿cómo debo proceder?
Esos humildes duendes pueden al menos servir como escudos de carne. Así que vamos a recogerlos y poner esos maleantes de usar.
Diez mil duendes deben ser útiles.
Espera... Tengo una mejor idea.
¡Esta es la oportunidad perfecta para mostrar al mundo nuestro poder!
¡Mi poder!
Para esa meta, aquí debería proceder con cuidado.
Con cuidado, si dejar que mi guardia baje, esperar el momento adecuado.
En primer lugar, reunir fuerzas.
¡Este Gabil procedería a partir la aldea Goblin!
¡Por el bien de mi gran ambición!
.
Los jefes de aldea Goblin se reunieron con el rostro pálido.
En comparación con antes, sus números se redujeron significativamente.
Todo comenzó con la llegada de los lobos de colmillos.
O tal vez comenzó cuando abandonaron la aldea del guerrero con nombre.
Los pueblos que querían luchar por esa aldea aparentemente abatida ahora se encontraban unidos.
Un salvador apareció en esa aldea.
Un ser con un poder increíble.
Esos duendes llegaron bajo la protección de ese ser, ganaron nuevos poderes, y con éxito reconstruyeron su aldea.
Pero los jefes goblin no pueden hacer algo tan descarado como una petición para unirse a ellos ahora de todos los tiempos.
En realidad, muchos quieren hacer eso. Hay muchos que están listos.
Pero si ellos se unen ahora seguramente serían tratados como esclavos. Ese fue el pensamiento que les impedía tomar una decisión.
Sin embargo, el tiempo no espera.
El ejército orco ha comenzado su avance.
Unos jefes han decidido servir a los orcos.
En lugar de ser pisoteado por ellos, mejor que prometer ayuda por adelantado, y vivir bajo su protección...
Con esas intenciones, enviaron un mensajero.
El mensajero no regresó... no todo de él.
El enviado orco trajo la cabeza del mensajero, y dijo esto.
Guhahahaha!¡ No vamos a permitir que su capitulación! Sin embargo, ¡Si optan por convertirse en nuestros esclavos, consideraremos al menos salvar sus vidas! Esa nuestra respuesta.
Y se fue tranquilamente.
Sin embargo, la ira no surgió dentro de ellos. Porque ellos fueron testigos de aquel poder abrumador.
Solo ese orco podría haber matado a todos en el mismo pueblo.
Normalmente, los orcos son un monstruo de rango D.
Más fuerte que un Gonlin promedio, pero no tan abrumadoramente fuertes.
Viendo el informe, los jefes de las aldeas cayeron en una desesperación cada vez más profunda.
Debieron haber elegido servir a sus compañeros hermanos, al menos...
El orco que prometió salvar sus vidas también exigió que entregaran  toda su comida.
[Nosotros no vamos a matarte, pero muérete!] Eso es lo que estába diciendo.
Sin embargo, incluso si todos los Goblins se reunían, sin duda serían aniquilados.
Los duendes que podían luchar eran poco menos de diez mil.
Sus hermanos de las regiones salvajes, aquellos no incluidos en sus reuniones, no pudieron ser contactados.
Así, que estaban fuera de opciones.
En ese momento, un informe urgente llegó.
¡Guerreros Lagarto han entrado en la aldea! Decía.
¿Esto no era un rayo de esperanza?
Así que los jefes de las aldeas fueron a reunirse con el Líder de los Hombres Lagarto; él era su única esperanza, o eso pensaba.
Por otra parte, ¡era un monstruo con nombre! Seguramente él se convertiría en su salvador.
Y luego, su mesías proclamado.
 [¡Jura tu lealtad a mí! ¡Si lo haces, te prometo un futuro brillante!
¡Creemos en esas palabras!
Por lo tanto, los jefes de las aldeas tomaron su decisión.
Era un erros de los débiles no tener a alguien del cual depender.
Había algunos que insistían en servir a su especie en lugar de los Hombres Lagarto.
Sin embargo, fueron en gran medida superados en número, por lo que los duendes eligieron servir a Gabil.
Si supieran que esta decisión podría decidir su destino...
Hakurou es un maestro de la espada.
Fuerza sin imperfecciones.
A pesar de que está en la edad de ser el abuelo de alguien, su espíritu es claramente años más joven.
Después de haber tomado mi forma humana, estoy aprendiendo a blandir la espada de él.
Aunque no he tenido una espada desde esas lecciones de kendo en la secundaria...
¡Mi velocidad percepción es mil veces más de lo normal!
¡Recibir un golpe es un pedazo de pastel!
También tuve un momento en que yo había pensado eso.
Moverse en el forma de un niño era desagradable, he cambiado a mi versión adulta.
"Ven a mí, gramps!" Pensé, viendo a Hakurou.
Entonces de alguna manera creció nebuloso. En ese momento.
* Supaaaaan! *
Aterrizó un cuadrado golpe en la parte superior de mi casco.
No sentí ningún dolor ni tomé ningún daño. El casco estaba hecho de madera, por lo que no ofrece ninguna protección.
El punto es aprender estos movimientos, lo mejor es escuchar cuando un hit tierras.
Pero en serio…
No era la velocidad; era la habilidad. Completamente una diferencia de habilidad.
Sus habilidades son probablemente mayores que las mías.
Cómo inesperado.
No estaba pensando en ser vanidoso, pero esto me tomó completamente por sorpresa.
¡Así que este es un espadachín! A un poder que puede ser reconocido con facilidad.
Si esto hubiera sido una lucha real, bueno tengo un par de trucos bajo la manga, pero si se tratara de un ataque por sorpresa, estaría perdido.
Aunque aun sabiendo esto, sin duda cualquier error daría lugar a la derrota.
Además, no hay manera de que Hakurou ha ido todo por ahí.
A mi lado, se encontraba Benimaru quien había sido noqueado (¿con una expresión de satisfacción?).
Si no tuviera la percepción acelerada, seguramente habría estado en el mismo estado. No es algo para reírse en absoluto.
Dos de nosotros sacados al mismo tiempo.
Desde que este anciano recuperó su espíritu juvenil se volvió verdaderamente peligroso.
Y entonces,
* ¡¡Karan, karan, karan, kara!! *
Un extraño sonido resonó desde los alrededores.
.¿Qué fue eso?
Ese ruido, al parecer, era un sistema de alarma que los duendes habían puesto.
Por supuesto, que han lo han hecho que sin mi conocimiento. El uso de las trampas que había establecido previamente como una pista.
Poniendo fin a nuestra práctica, nos dirigimos con Rigurdo.
Cuando me vio, Rigurdo se apresuró.
No hay problemas, Rimuru-sama! ¡¡ El mensajero del Lagarto ha llegado!!]
Informo con impaciencia.
Por cierto, Rigurdo ha establecido prácticamente esta imagen pánico, ¿no?
Aparte de eso... ¿Hombres Lagarto?
Suspiro... Yo sabía que la molestia llegaría algún día, pero parece que finalmente está aquí.
Bueno, ¡vamos a escuchar con calma como siempre lo hago!

10 comentarios:

  1. Gracias por traducir! Algo difícil de entender pero gracias!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. ah me olvidaba gracias por el capi

    ResponderEliminar
  4. Esto fue totalmente claro... pero aveses le perdía la ilación y quien ablaba pero te agradezco por el capítulo

    ResponderEliminar
  5. Esto fue totalmente claro... pero aveses le perdía la ilación y quien ablaba pero te agradezco por el capítulo

    ResponderEliminar
  6. la traducción esta bien pero aveces no se sabe quien esta hablando
    igual muchas gracias por su trabajo !!

    ResponderEliminar