viernes, 31 de julio de 2015

005 - Excitante problema

Ese día, un terremoto se sintió en todo el mundo.
El monstruo calificado como una "Calamidad" el Dragón Tormenta Veldora desapareció.
Aunque estuvo sellado por 300 años, se le consideró como una "Calamidad"
Su desaparición significaba que había renacido en otro lugar en el mundo.
Pero luego de 20 días después del reporte de su desaparición, la Iglesia santa del este declaró que su presencia se había desvanecido completamente.


.

El Conde Nidole Maigam estaba indignado.

¡¡¡Eso es tan estúpido!!!

Maldijo al recordar las palabras del cardenal.
Cardenal Nicholas Shpertas.
Tan sólo recordar su nombre le enfadaba.

Ya que la amenaza conocida como Dragón Tormenta Veldora ha desaparecido, la Iglesia santa del este detendrá inmediatamente el subsidio que ha estado ofreciendo hasta ahora.

Con esas palabras el cardenal puso fin a la discusión.
Ignoró todo lo que ellos dijeron, sin mencionar que los hizo esperar por tres horas.

Si bien es cierto que los fondos les habían sido dados para combatir emergencias…
Pero las tierras que bordean el Gran bosque Jura – Propiedad del Conde – es la primera línea de defensa en todo el reino de Farmas.
Es decir, a pesar de que el dragón tormenta Veldora había sido sellado, él aún representaba una gran amenaza.
Esto no fue una excepción para los monstruos.
No, él específicamente era una amenaza para los monstruos.
La desaparición de esta amenaza significaba que los demonios comenzarían a moverse.

A pesar de que es necesario fortalecer la seguridad fronteriza, en vez de eso el apoyo fue cortado.
Esa fue la causa del resentimiento del conde Nidole Maigam.
Y aunque la Iglesia santa del este tenía razones válidas. Ninguna de ellas le importaba a Nidole.
¿Cómo debería proteger sus tierras ahora?
Tiene dinero para contratar mercenarios.
Los aventureros no son confiables en tiempo de emergencia.
Como último recurso, él podría apelar al rey… pero solo recordar el rostro del rey lo indujo a la desesperación.

Le sería difícil explicar cómo había estado administrando los fondos del subsidio hasta ahora.
Sin una amenaza, es natural que los gastos de defensa fueran suspendidos.
Y si la situación empeora, tendría que subir los impuestos.
El solo pensarlo hizo que Nidole frunciera el ceño.
Mientras regresaba a su territorio en un carruaje, se puso a idear contramedidas.
Solo en monstruos, Nidole no podía pensar en nadie más de quien poder hacer uso.

.

Sin embargo, Nidole no era el único que estaba preocupado por la situación.
El reino de Farmas es un país con un fuerza militar moderada, por lo tanto se han abstenido de expandir sus fronteras.
Estas circunstancias también representan una pequeña amenaza para ellos.

Cumpliendo las expectativas de Nidole, muchos ministros estaban planeando reducir el presupuesto de defensa.
No obstante, otros países circundantes al bosque de Jura no podían permitirse ese lujo.
Para no caer en desgracia, ellos deben crear sus propias contramedidas.
Los reyes y ministros en cada país se reúnen para reunir información y crear estrategias.
Uno de estos individuos con problemas es el Barón Belouard, ministro del pequeño país llamado Brumund.

Solo hay una razón para que te llame, ¿Has oído del dragón tormenta Veldora?

Con una agobiante actitud, el Barón dirigió su pregunta al hombre que había entrado al a habitación.
Un hombre de corta estatura pero con una apariencia seria que nunca dejó de mantener el contacto visual.

Por supuesto, Barón

Dio una respuesta corta.
Su voz fue profunda y áspera.

Hmn, ¡Cómo era de esperarse de un maestro de gremio!... ¿Es lo que yo debería de decir?

El Barón Belouard bufó y continúo hablando como si escupiera cada palabra.

Entonces, ¿Qué es lo que el gremio ha planeado hacer?

Nada en particular, No se ha planeado nada que yo sepa

¿Qué? ¿Escuché bien?… ¿Me estás diciendo que no tienen ninguna contramedida?

Sí, no creemos que haya necesidad de alguna

El maestro de gremio respondió apáticamente.
Su rostro expresaba esta duda: ¿Por qué el Barón Belouard está enojado?
Y aunque el Barón notó esa actitud, continuó hablando como sí no se hubiera dado cuenta.
En primer lugar, si él preguntara, le respondería…

Lo que es necesario depende de cada persona, me imagino. ¡La desaparición del dragón tormenta sin lugar a dudas es un complot de los monstruos! ¿¡No necesitamos contramedidas contra eso!?

Lo que has dicho es gracioso. El país es quien debe preparar contramedidas. Nosotros somos un Gremio autónomo, no un grupo de voluntarios, ¿Sabes?

Así era.
Su autonomía significaba que ellos no estaban sujetos al sistema del país.
En comparación con los trabajadores normales, su estilo de vida no estaba garantizado.
Sin embargo, poseen estatus sociales, además ellos podían poseer tierras.
Por lo tanto, tenían la obligación de pagar impuestos.

Para explicarlo, tomaremos como ejemplo a un cocinero.

El cocinero que pertenece al país paga el impuesto de estatus social así como un porcentaje apropiado de sus ingresos. A cambio el país protegerá su vida y sus bienes.
Por otra parte, el cocinero que pertenece al gremio paga una menor cantidad de impuestos, esto ya que él paga una pequeña tasa al gremio, a cambio de eso el gremio le proporciona solo protección a su vida.
No obstante, el proteger sus bienes se vuelve todo un problema.
Así mismo, al cocinero ciudadano se le permite abrir una tienda en el castillo, y sus hijos pueden heredarla.
En cambio, un miembro del gremio no tiene tales privilegios, en consecuencia establece su tienda en las cercanías del castillo.
Además, incluso si él logra establecer su tienda exitosamente, sus hijos no podrán heredarla.
A partir de estos hechos, los ciudadanos han adquirido profundos prejuicios y odian a los miembros del Gremio Autónomo.
Este sistema no solo se aplica en Brumund, de hecho, funciona de igual forma en todos los países.

Vale la pena mencionar que el Gremio Autónomo ha superado a todos los regímenes existentes, y que se puede considerar la organización más poderosa…
Sea fortuito o adrede, ellos operan en los países silenciosamente manteniendo la apariencia de una sociedad clandestina.

Prestar la protección a la propiedad de los ciudadanos es el deber fundamental de un país, ¿No es así? Al igual que nosotros tenemos la obligación de proteger a nuestros asociados. ¿No te parece que ambos lo tenemos difícil…?


Al oír tales palabras imprudentes, el Barón Belouard no pudo ocultar por más tiempo su ira.
Desde la mañana, nada ha ido como él quería.


¡¡¡He tenido suficiente de esta charla sin sentido!!! ¿Cuántos soldados puede proporcionar el Gremio Autónomo? ¿Cuántos aventureros son combatientes? ¿Cuántos pueden emplearse para proteger esta ciudad?

El Maestro del Gremio solo pudo suspirar.

No te confundas, nosotros no somos un grupo de voluntarios. Si deseas que nos movilicemos en conjunto con las fuerzas del país, quizás podría reunir el 10% de nuestros asociados, si requieres más, tendrás que remunerarnos adecuadamente.

Diez millones de personas viven en Brumund.
De ellos, siete mil son miembros del gremio – Esto sin incluir a sus familias.
En caso de que se llegue a tal acuerdo, el Gremio Autónomo proveerá 10% de sus miembros (Alrededor de 700 personas) y servirían al país.
Como nota aparte, los miembros del gremio de este país no pueden aplicar para ser miembros de otro gremio de otro país. Por lo tanto, a pesar de que sean autónomos, ellos rinden lealtad.
Adicionalmente, tomará tiempo para que la movilización conjunta se haga oficial, y mientras tanto el impuesto tendrá que ser fijado en un 20%.
Aunque puede ser establecido a la fuerza, es algo de lo que no se puede abusar, ya que sin duda se afectarán los ingresos.
En primer lugar, no es como si inmediatamente el gremio pudiera venir y apropiarse de los impuestos.
Además, implementar el impuesto y comunicárselo al gremio es casi imposible.
Ya que la mitad de sus miembros son no combatientes.

Incluso hacer que un rey entienda esto es difícil.
Por esa razón, normalmente se evitar la coerción… pero esta ya no es una situación normal.
Los monstruos se están moviendo.
Esa en sí misma es una gran razón.
Pero, no es la razón más importante…

Suficiente, oye, Hughes. ¿Qué es lo que realmente piensas?

El maestro del gremio, no, Hughes se sorprendió al ser llamado repentinamente por su nombre.
Y por primera vez miró al Barón Belouard directo al rostro.

Nosotros teníamos un pacto de no agresión en las tierras donde el dragón tormenta Veldora había sido sellado. Ahora el imperio puede reclamar esas tierras.

¡Exacto! Ya sea que hayan sido frenados por Veldora o tenían miedo de dañar el sello. ¡¡¡No lo sé, sin embargo, han comenzado a moverse!!!
¿Entiendes? Si ellos reclaman ese bosque, todos los países alrededor serán tragados. ¡Ni mencionemos a la Iglesia Santa del este!
¡Los países alrededor del bosque de Jura que no se preparen apropiadamente terminaran bajo el dominio del Imperio en un abrir y cerrar de ojos!

La iglesia… no se moverá. A ellos poco les interesan los asuntos mundanos. Para ellos, vencer a los demonios es su deber sagrado.

Como digas. Pero si un caballero se decidiera a moverse, y a no menos que el imperio haga algo estúpido… cuando no están peleado con monstruos, ellos tienen que ganarse su sustento, ¿No lo crees así?

Imposible… para la iglesia, todos los países pueden caer y ellos no moverán ni un solo dedo. No es como si la iglesia se esforzara en salvar a cada uno de sus creyentes.

Mientras miraba la cara del Barón, Hughes pensó:
Se ve tan exhausto.
Hasta parece que ha envejecido lo de un año en un día.
La verdad es que ellos son amigos de infancia.
Pero para el Barón es inconveniente que el público se entere que ellos son muy amigos.
Por lo tanto, ellos han hecho parecer como si se utilizaran, y frente a los demás actuaron como si se odiaran.
Este pequeño país sería incapaz de resistir por si solo los problemas que se avecinan.
Pero tal vez todo esto tan solo sea una especulación.
Es muy cierto que el imperio ha comenzado a moverse, pero no es como si ya los hubiera invadido.
Si se hablara solo de los monstruos, se pueden implementar un montón de contramedidas.

El imperio aún no ha revelado sus intenciones, ¿Verdad?, como sea, iré a investigar por mi cuenta.
No esperes mucho, pero trataré de ver lo que está pasando en el bosque de Jura e investigar los movimientos del imperio.

Lo siento… y gracias.

Así que el imperio aún no ha decidido moverse.
E incluso si se mueven… mejor dicho, si atacan, se convertirá en una guerra a gran escala. Ni ellos van a estar bien contra tantas escaramuzas y emboscadas.
Con cien mil soldados, seguramente podrían aplastar a todos los países de alrededor.
Pero para ello, se necesita una amplia preparación.
Por lo menos… 3 años.

Bueno, me retiro a recabar datos. El pájaro mañanero coge el gusano, ¿Verdad?

Por favor…

Y con un saludo, los dos se despidieron.
Sobre sus hombros tienen una carga tan pesada como una montaña.

.

.

El cardenal Nicholas Shpertas se despidió del Conde Nidole Maigam con una leve sonrisa.

¡Esa sanguijuela!

Exclamó con una benevolente sonrisa y suspiró.
No cree en Dios, solo le interesa el dinero y el poder de la Iglesia.
Nicholas estaba probando al Conde Nidole Maigam.
No solo él.
Todos en la iglesia pensaban de igual forma.

Quien crea en dios debe jurarle lealtad al Imperio sagrado Ruberios!

La Iglesia santa del este tomó la fe del imperio y eligió al Papa como su gobernante.
En lo que a ellos respecta, el Imperio sagrado es el templo principal, y todos sus ciudadanos son creyentes.
Además, aquellos que viven en otras ciudades aún si profesan la fe deben recordad que mentir es castigado.
Dios es prioridad absoluta.
Por lo tanto, todos aquellos idiotas que ponen excusas en contra de volverse ciudadanos del Imperio no merecen misericordia.
Esa era la opinión de todos los que feligreses que sirven bajo las órdenes de Nicholas.
Nicholas mismo era de la opinión de que todos los herejes que no creen en Dios deben ser asesinados.
Pero hubo una persona que ofreció una sonrisa cínica ante aquellas palabras.
La viajera de mundos Sakadachi Hinata.

Ella dijo esto,

Pierdes tu tiempo. Se necesita una fuerza tremenda para cambiar el corazón de aquellos que creen en otros dioses. En lugar de eso, extiéndeles tu mano, y acepta a sus dioses. Ese es el mejor método.

Sálvalos de los monstruos y convéncelos de que tú representas la justicia. Y ya que siempre hay guerras, ¡En esos momentos problemáticos ofréceles tu ayuda! Los monstruos y la humanidad son enemigos comunes, pero esto también se aplica para los humanos, ¿Verdad?

Es innecesario iniciar una agresión. La gente normal son idiotas, si los salvas cuando están en problemas, ellos rápidamente cree. ¿Acaso no es esa la razón del existir de la iglesia?

La chica era pragmática.
No promovía el ateísmo ni rechazaba la religión.
Simplemente utilizaba a ambos.
Para Nicholas, quien parecía poseer un enfoque sereno.
Él sostenía una mirada tan fría, que hasta se pensaría que podía matar.

「¡Lo único que necesitamos es esperar! ¡Deja que las fuerzas de los países terrenales caigan! ¡Y entonces, demanda que paguen sus deudas!

Esas palabras hicieron que él se estremeciera.
¿Fue excitación o miedo?
Sin embargo, Nicholas obedeció.
Y como resultado, la iglesia ha cambiado mucho durante estos 10 años.
Su influencia habla por sí misma, en tan sólo 7 años se convirtió en un tema discutido en todas las naciones.
Después de haber logrado todas esas hazañas, Nicholas fue promovido de obispo a cardenal.
Y todo fue gracias a esa chica.

「Bueno, tal como ella dijo, hasta las sanguijuelas pueden ser útiles…

Nicholas estaba considerando la situación actual.
Los movimientos del imperio no son claros, y los monstruos cada vez están más activos.
Definitivamente estaré muy ocupado a partir de hoy.
¿Qué hará esa chica?
Creo que es una buena idea tratar de contactarla.
En este momento ella debe de haberse convertido ya en…

La líder de la guardia imperial, directamente bajo las órdenes del Papa, la Caballero Santa Sakadachi Hinata.

10 comentarios: